Qué pasa si dejas de tener sexo

Recientemente, he estado en Valencia, donde he podido ver a antiguas amigas y compañeras del mundo de la sexualidad. Me contaron que su negocio -son prostitutas- ha mejorado mucho desde que su local aparece bien posicionado en Internet y sus clientes las encuentran simplemente buscando “putas Valencia”. Estuvimos hablando sobre muchos temas relacionados con su profesión; les encanta su trabajo. Adoran el sexo y que este les permita conocer a gente interesante.

Por eso, comenzamos a hablar de un tema que me pareció muy interesante y creo que os interesa a todos, lector mío. ¿Quieres saber lo que le pasa a tu cuerpo si dejas de tener sexo durante mucho tiempo? Yo creo que sí.

Pierdes el deseo

Esto es algo que no le ocurre a las personas que buscan a mis amigas valencianas por “putas Valencia” semanalmente entre una y tres veces. Según parece, mientras pasa el tiempo y no tienes sexo, el cuerpo produce menos dopamina, que es la hormona encargada de activar el deseo sexual y producir placer. Con lo cual, si no se produce la hormona, no hay deseo. Y, sin deseo, no hay sexo, y no se produce la hormona. Es todo un círculo vicioso.

 

Puedes subir de peso

La Universidad de Alabama realizó un estudio que así lo determinaba. Por cada diez minutos de sexo, se queman unas 40 calorías, aproximadamente. El mejor ejercicio del mundo, ¿verdad?

 

Bajan tus defensas

O, más bien, no aprovechas el efecto de la actividad sexual, que fortalece el sistema inmunológico. Una vida sexual activa aumenta en un 30 por ciento la inmunoglobina, y, al no hacerlo, eres más vulnerable a enfermedades como la gripe y los resfriados.

 

Mantienes unos niveles de cortisol altos

La Universidad de Princeton llevó a cabo estudios que determinaron que practicar el sexo regularmente reduce notablemente el cortisol, la hormona del estrés. Si dejas de practicarlo, es posible que te sientas más irritable o vulnerable al estrés.

 

Te expones a problemas cardiacos

Especialmente, si llevas una vida sedentaria. El sexo es un maravilloso ejercicio cardiovascular, y numerosos estudios han confirmado que las personas con largos periodos de abstinencia son más propensas a sufrir este tipo de problemas.

 

Así pues, me alegro mucho de que, cada vez, más personas busquen y encuentren a mis amigas por “putas Valencia”. Qué mejor manera de mantenerse sano que disfrutando del sexo con unas verdaderas profesionales,...

Read More

Escort en Barcelona

El verano se acercaba y cada vez se hacía más duro pasear y ver a las mujeres con sus curvas paseando, soy un feliz hombre casado, pero quizás necesito de esa emoción que da el sexo salvaje y que puede darte una escort en Barcelona de Felinabcn.es. Por mucho que queramos, cuando llevas 20 años con la misma pareja, el morbo y la atracción no son las mismas.

La necesidad de algo diferente

Uno conoce a su pareja y sabe que decirle esto no traería más que malos entendidos o un enfado que a saber cómo terminaría. Muchos hombres y mujeres tienen este tipo de sentimiento, que creo que es bastante natural, el caso es que yo necesitaba realmente tener otra relación, sexo rápido, morboso y salvaje, nada de engaños sentimentales.

Solo quería un cuerpo joven y tener buen sexo y hacer esas prácticas que me quedo muchas veces con ganas de hacer, pero que mi pareja no le suelen apetecer casi nunca o no le gustan, caso del sexo anal.

Me puse a buscar la solución a mis problemas en el móvil, con especial cuidado de guardar mi historial, pues nunca se sabe y es mejor no dejar rastro. Vi el anuncio de una escort rubia de ojos azules que me cautivó, sus fotos me volvieron loco y quería disfrutar de ella. Tenía la belleza de una europea del norte y las curvas de una brasileña, la combinación “total”.

En un descanso del trabajo procedí a llamarla y muy amablemente me dijo sus horarios y servicios. Quedamos el viernes después de trabajar, la excusa fue decir a mi mujer que el viernes después de comer tenía una reunión con el jefe para una nueva estrategia de exportación de productos, algo creíble, pues hace unos meses tuve otra.

No hay nada mejor que creerse las verdades y así actué. Después de pasar desde el martes contando los días para que llegase ese viernes tarde ardiente, tomé mi coche y me encaminé a la casa, donde me recibió a oscuras y con unas sugerentes velas, la experiencia fue total e hice realidad todas mis fantasías, incluso las más prohibidas, lo que hizo que cuando acabé y tomé el coche para volver a casa me sintiese un hombre nuevo.

No solo tuve buen sexo, de hecho, hasta esa misma noche tuve un encuentro con mi mujer, pienso volver a repetir, una vez cada 2 meses es algo a lo que no puede uno negarse cuando conocer a una escort en...

Read More

Escort en Valencia en un día de lluvia

Había tenido un día duro en el trabajo, mucha presión y algún compañero realmente insoportable que me hacía sacar lo peor de mí. Además de esto, hacía un tiempo realmente asqueroso. La lluvia tenia de gris un día que solo podía solucionar algo, una buena escort…

En el mundo de los negocios solemos tener muchas reuniones, máxime en las empresas como la mía que hacen negocios internacionales. Muchas veces tienes que invitar a ciertas cenas y demás asuntos para poder llegar a acuerdos, entre ellas a una de las mejores putas Valencia.

Verdades que existen en nuestro mundo y que son tan comunes como para no hablar de ellas por no sonrojarnos. Yo la verdad, aunque teniendo un matrimonio feliz y con buena ración de sexo diario necesito de vez en cuando hacer buen sexo salvaje, probar un cuerpo nuevo, escultural y hacer todo tipo de prácticas como los juguetes o el sexo anal, cosas que no hago con mi pareja.

Una vez decidido, me puse a pensar en escorts que hubiera visto en nuestras reuniones y me acordé de una brasileña morena, de curvas de infarto que “acompañó” a un directivo holandés con el que hicimos buenos negocios las pasadas navidades.

Llamé por teléfono y “Jade” me lo cogió, era ella y hablamos un buen rato, una charla amistosa hablando de aquella noche en el karaoke donde estuvimos todos. Le dije que quería contratarla para 4 horas pero solo conmigo. Ella se mostró muy contenta y me dijo que los martes no solía trabajar, pero que conmigo hacía una excepción…

En media hora estaba yo en la zona norte de Valencia destino a unas horas tórridas, a la vez que conducía, con una erección considerable, llamaba mi mujer para decirle que llegaría cerca de la medianoche, pues teníamos una auditoría de última hora…

Aunque suene raro, no me siento culpable, para mí estas escapadas, es como ir a ver una buena película o evadirme. Una opción, eso sí, que llevaba discretamente y con las debidas protecciones. La noche fue tremenda y no paramos de follar como salvajes, la tenía bastantes ganas sin duda y todavía tengo en mente el buen sexo oral que le hice en las escaleras de su duplex…

Aunque han pasado ya unos días, todavía recuerdo el olor de su piel y algo dentro de mi piensa en volver a verla, aunque sería la primera vez que repito con una escort. Mereció la pena y me dejó...

Read More

Sexo en el tren

Soy un hombre de negocios, poseo una empresa en Barcelona y siempre estoy haciéndome masajes eroticos, porque tengo varias sucursales en Madrid, y tengo que viajar semanalmente con el AVE a la capital. Es un viaje de lo más rápido, de poco más de 2 horas, pero suele ser de lo más aburrido y silencioso en todos los viajes.

Bueno, no en todos. Menos en uno. El día en el que practiqué sexo con una escort en los baños. Todo fue tan rápido que fue de lo más excitante. El sexo en el tren es mejor que el de un avión; y el sexo con una escort, es el sueño erótico de todo cualquier hombre.

Fue improvisado, sin pensarlo, escondiéndonos en los lavabos. Duró poco más de media hora, pero no dejo de buscar a esa escort semanalmente en mis viajes. Me regaló uno de los viajes más bonitos de mi...

Read More

Desmadre en una fiesta

Todos los jueves quedo con mi amiga Mercedes para merendar juntas y contarnos nuestras cosas cuando ella sale de su trabajo en www.lavieenrose.es. Nunca nos faltan temas de conversación pero en aquella ocasión Mercedes iba a contarme la fiesta de aniversario de uno de nuestros amigos a la que había asistido el fin de semana anterior y a la que nosotros no pudimos asistir porque mi marido estaba en cama con fiebre debido a una inoportuna gripe.

– Tengo muchas cosas que contarte. – dijo Mercedes excitada en cuanto llegó.

Mercedes siempre llegaba tarde y siempre traía alguna noticia importante que contar, así que no le hice mucho caso.

– No tenéis ni idea de lo que os perdistes en la fiesta de Juani y Pepe. – comenzó diciendo.

Mercedes comenzó contándome quiénes habían estado, cómo iban vestidas las invitadas y cómo había sido la fiesta. Esto le llevó más de quince minutos de conversación sin parar.

– Pero lo mejor de la fiesta ocurrió cuando se fueron la mayoría de los invitados y nos quedamos el grupo de trasnochadores.

– Nos sentamos en los sofás y estuvimos bebiendo y charlando todos juntos en un solo grupo, pues éramos 9 en total. Animados por la bebida y la confianza, en seguida empezaron las bromas a costa de las minifaldas de Juani y...

Read More

Relato erótico: El marroquí

No tenía vida sexual desde que me había separado. Como mucho alguna escapada al puticlub Madrid, a disfrutar de un servicio para mujeres. Pero ahora, puedo decir que mi vida sexual anterior, que antes creía buena, no lo era. No es que no echase de menos el sexo pero como no tenía mucho tiempo para pensar en el sexo pues el trabajo, la casa y mis hijos me ocupaban las 24 horas del día, lo llevaba bastante bien.

Desde hacía años compraba la fruta y las patatas en una frutería, y cuando hacía una compra grande, el ayudante que tenía el frutero me la llevaba a casa cuando tenía un rato libre. El ayudante solía cambiar con frecuencia y siempre eran chicos muy jóvenes. En uno de los cambios el ayudante era marroquí. era un chico alto, delgado, fibroso, atractivo, muy varonil y, aunque era joven, aparentaba más edad de la que...

Read More